La Industria Química de Tarragona triplica el consumo de agua reciclada

Planta de tratamiento de aguas de Aitasa

El proyecto de utilización de agua regenerada sigue creciendo en el seno del sector petroquímico Tarraconense. En el tercer año de funcionamiento de la planta que gestiona Aitasa, el consumo se ha elevado hasta los 3.457.179 m3, una cifra que multiplica por tres el volumen de agua reutilizada que se utilizó en el año 2013, primer año de funcionamiento completo. El consumo de agua regenerada se consolida, en concreto, en las torres de refrigeración de los procesos industriales.

De los 31.729.742m3 totales que consumieron las empresas de la AEQT durante el año pasado, casi un 11% del total procede de este proyecto, que tiene en la sostenibilidad y el territorio dos de sus principales compromisos. Y es que la apuesta por la planta de agua regenerada supuso, ya en su día ya través del convenio firmado con la Agencia Catalana del Agua, un compromiso para liberar caudal de la industria para otros posibles usos que el territorio pueda necesitar, lo que hace que adicionalmente se den nuevos usos a las aguas de los EDAR de Tarragona y Vila-seca.

Por encima de las previsiones

Este nuevo récord en el consumo de agua regenerada supera, incluso, las previsiones de crecimiento que tenía la propia industria, aunque la línea creciente es cercana a la esperada. Según estas previsiones, este consumo irá aumentando hasta 2017, cuando está previsto que alcance el 100% de la capacidad de la primera fase de la planta, que es de 6,8Hm3, el equivalente al consumo anual de agua de uso doméstico en una ciudad como Tarragona.

Además de la consolidación y el crecimiento en el uso de agua regenerada por parte de la industria petroquímica, se consolida también otro uso con mayor valor añadido de este proyecto: el agua desmineralizada. Este tipo de agua, de mucha pureza de calidad, volvió a alcanzar los 130.000m3 de consumo durante el año 2015.

 

 

 

La Industria Química de Tarragona triplica el consumo de agua reciclada