Fotocatálisis: La "fotosíntesis" de las superfícies urbanas

Fotocatálisis

El proceso se consolida como una de las tecnologías esenciales en el desarrollo urbanístico

El pasado octubre tuvo lugar en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) la Jornada de Pavimentos y Edificios Descontaminantes y Autolimpiantes, organizada por la Asociación Ibérica de la Fotocatálisis (AIF), con la participación de representantes de administraciones públicas, comunidad científica y sector industrial. 

La fotocatálisis es un proceso químico mediante el cual las superficies tratadas con dióxido de titanio (TiO2), en presencia de luz solar o artificial, adquieren propiedades descontaminantes y autolimpiantes. En esas condiciones, la superficie transforma moléculas contaminantes en suspensión, como los dióxidos de nitrógeno (NOx), en nitritos y nitratos fácilmente evacuables por la lluvia.

En cierto sentido, el procedimiento puede compararse a la fotosíntesis vegetal, mediante la cual las plantas utilizan la clorofila para transformar el dióxido de carbono CO2 en oxígeno puro, gracias a la luz solar o la radiación ultravioleta.

Esta tecnología fue descubierta en Japón, donde se cursa en estudios de rango universitario. En Europa, es Italia el país más avanzado en su utilización. Nuestro país, España, tiene grandes oportunidades para su desarrollo, debido a la gran cantidad de radiación solar que recibimos, y empieza a despegar con fuerza. 

Aplicaciones de la fotocatálisis 

La aplicación de sustancias fotocatalíticas en pavimentos, fachadas, cubiertas y otros elementos urbanos no sólo tiene un efecto descontaminante probado, sino que además puede reducir significativamente los costes de mantenimiento y limpieza, ya que las sustancias fotocatalíticas impiden la acumulación de suciedad en su superficie en mayor medida que las no tratadas y reducen los malos olores debido a su carácter anti-bacteriano y organoléptico.

En este sentido, el dióxido de titanio, principio básico de la fotocatálisis, permite a las superficies acristaladas escurrir mejor las aguas y por tanto retener menos suciedad contenida en las mismas (partículas de contaminación en la lluvia, etc.). Por ello, el TiO2 es ampliamente utilizado, por ejemplo, en elementos como los espejos retrovisores de automóviles.

Aplicado en grandes fachadas de cristal –como con frecuencia son los edificios de oficinas- puede producir muy importantes ahorros en mantenimiento por tareas de limpieza y reducir los costes asociados a la conservación de edificios.

Ciudades como Barcelona o Madrid han comenzado a emitir licitaciones públicas para la aplicación de soluciones fotocatalíticas. En ambas urbes existen numerosas zonas donde se superan ampliamente los niveles permitidos de concentración de NOx.

En Madrid se van a ejecutar pavimentos fotocatalíticos en más de 22.000 m2 y otros 3.000 m2 en revestimiento de túneles en el distrito de Villaverde, mientras que el Ayuntamiento de Barcelona ha adoptado los productos fotocatalíticos dentro de todos los pliegos de licitación de pavimentos en la ciudad y se instalarán alrededor de 20.000 m2 de pavimentos peatonales fotocatalíticos en la Avenida Diagonal. 

Islas fotocatalíticas 

Uno de los proyectos más ambiciosos son las llamadas ‘Islas fotocatalíticas’.Estas consisten en una zona urbana donde todas las superficies, que han sido tratadas con esta tecnología: pavimentos, techos y fachadas, contribuyen a limpiar el aire.

Son un buen banco de pruebas de las diferencias existentes entre las zonas ‘fotocatalíticas’ y las ‘normales’. Este concepto de ‘isla fotocatalítica’ se podría aplicar sobre calles o barrios ya existentes, a nivel de mantenimiento, o bien sobre nuevas urbanizaciones.

Se crea con ellas una especie de ‘eco-barrio’ o ‘calle descontaminante’, conceptos íntimamente relacionados con las ‘smart cities’, que, aunque van mucho más allá de estas aplicaciones, parten de la base de crear espacios que mejoren la eficiencia en las ciudades. Es una medida pionera en España, pero que, por ejemplo en países como Japón, está ampliamente extendida. En algunos casos se han logrado disminuciones en la concentración de NOx de hasta el 50%.

Un ejemplo de isla fotocatalítica (actualmente en primera fase: ya ejecutada la urbanización) es el Eco Barrio de “La Rosilla” en Madrid, donde se han instalado losetas fotocatalíticas como pavimento peatonal, adoquines fotocatalíticos, como zonas de aparcamiento y pavimento fotocatalítico para el tráfico rodado. Está previsto que la segunda fase (la edificación) se lleve a cabo en un futuro, donde las fachadas serían fotocatalíticas y las cubiertas impermeabilizantes también. 

Acerca de la AIF

La Asocacion Ibérica de la Fotocatálisis es una asociación sin ánimo de lucro cuya finalidad es promocionar el uso de la fotocatálisis en aplicaciones constructivas: industriales, de ocio, privadas y públicas de todo tipo. Busca fomentar el desarrollo, difusión y aplicación de soluciones constructivas sostenibles que contribuyan a la preservación medio ambiental basándose en la fotocatálisis para reducir la contaminación atmosférica.

LA AIF pretende agrupar a todas las empresas que aportan materiales de la construcción fotocatalíticos, con el ánimo de implantar el concepto de LA ISLA FOTOCATALITICA dentro de las grandes urbes contaminadas. La AIF presenta una alternativa amigable para el ciudadano frente a otras medidas que resultan coercitivas, colaborando para ello con la Administración Pública así como  otras asociaciones y entes que aporten soluciones a la contaminación mediante la fotocatálisis.

 

 

Fotocatálisis: La "fotosíntesis" de las superfícies urbanas